Tips prácticos

Tips prácticos

Tip práctico nro. 25

  • ¿Es cierto que las espinacas deben hervirse antes de comerlas?

No, eso no es cierto; las espinacas jamás deben hervirse, se deben guisar a fuego lento o cocinarse en baño de maría.

Tip práctico nro. 26

  • ¿cómo puedo conservar las cebollas en frascos?

Córtalas y cocínalas por 20 minutos, luego se guardan en la nevera en un frasco esterilizado, cubiertas por aceite de oliva. De esta manera siempre tendrás las cebollas frescas.

Tip práctico nro. 27

  • ¿Cómo evitar que se le concentren malos olores a la mantequilla y a las cremas en la nevera?

Para evitarlo es importante almacenar todos los alimentos tapados y separados de aquellos con aroma penetrante, como chiles, cebollas y pescados.

Tip práctico nro. 28

  • ¿Es cierto que la carne solo se empareja con el vino rojo?

Aunque es lo más recomendable, es bien sabido que “entre gustos y sabores…”.

Tip práctico nro. 29

  • ¿Cuál es el secreto de una buena paella?

Aunque eso depende de la sazón de cada cual, es bueno ceñirse a la receta. Y preparar un buen Realmente no es un secreto, sólo cocino los ingredientes como lo indica la receta. Otro secreto clave es prepararle un buen sofrito y echarle el agua o caldo adecuado al arroz.

Tip práctico nro. 30

  • ¿Cómo saber cuándo el pernil está listo?

Tomar en cuenta varios detalles: el horno debe estar precalentado a 220 °C antes de introducirlo y su tiempo de cocción varía dependiendo del tamaño del pernil, se suele calcular 50 minutos por kilo. También se verificar su cocción pinchándolo cerca del hueso con un palillo, si no sangra está en su punto. Para que quede bien jugoso se recomienda bañarlo con su jugo mientras se hornea.

Tip práctico nro. 31

  • ¿Cómo se sabe la temperatura ideal de los vinos?

La norma general es que no deben tomarse ni demasiado fríos ni demasiado calientes, es decir frescos, pero se podrían precisar las siguientes temperaturas según los tipos:

  • Cava, champaña y espumosos. Su temperatura ideal son los 6 °C, para mantener sus características carbónicas y su frescor natural.
  • Blancos dulces, también se aconseja servir a 6 °C. A mayor temperatura, si el vino tiene gran concentración de azúcar, será más empalagoso.
  • Blancos jóvenes, finos, manzanillas y rosados; entre 8 y 10 °C. conservan bien sus toques frutales y aromáticos.
  • Tintos jóvenes, entre 14 y 15 °C.
  • Tintos con crianza: siempre entre los 16 y los 18 °C, una temperatura en la que los grandes vinos tintos desarrollan todas sus posibilidades de aroma y gusto. A menor temperatura, los aromas serán menos perceptibles, el vino se hace más áspero. Por el contrario, una temperatura excesiva hace que predomine la sensación alcohólica por encima de las demás características.

Tip práctico nro. 32

  • ¿Tomillo, romero o laurel?

Colocar cualquiera de ellos sobre una superficie caliente para que desprendan su aroma en forma de vapor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: